Edimburgo: Ruta Harry Potter, una oveja clonada y el viento más implacable.

Por las calles de la capital escocesa se esconden lugares mágicos, estatuas erigidas de conocidas mascotas, museos impresionantes y sobre todo, vistas increíbles de una tierra que la rodean el mar y las montañas.

Edimburgo (3)

Entre las montañas y la costa se encuentra Edimburgo, capital de Escocia, dada a su ubicación es conocida como una ciudad de muchos vientos. Su Old Town y su New Town fueron nombradas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Su clima es bastante lluvioso lo que dota al sitio de un encanto peculiar y un halo de misterio.

DSC_0140
El Castillo de Edimburgo

Bajamos del avión y lo primero que sentimos al salir fueron las gotas frías de lluvia que el viento nos tiraba en la cara. A pesar de estar acostumbrada a la calidez del sur de mi país, en ese momento la sensación de la lluvia en el rostro era la señal de estar en un país más al norte de donde habíamos estado viviendo los meses anteriores al viaje, definitivamente más frío, y totalmente nuevo de experimentar.

Buscamos el hostal donde nos hospedaríamos por esa noche, casi no damos con el establecimiento, porque las casas que había en la calle tenían el mismo aspecto; paredes de color gris como piedras incrustadas, baldosas café o ladrillos  rojizos, grandes ventanas, un jardín delantero que tenía caminos que combinaban con las paredes de la casas y puertas de madera oscuras que hacían juego con la penumbra con la cual arribamos a la ciudad.

IMG_8247

La Auld Reekie o “vieja chimenea” tiene como principales sitios turísticos el simbólico Castillo de Edimburgo, que en su explanada es sede del desfile Military Tattoo y que a su vez es parte de los múltiples festivales que se llevan a cabo en esa ciudad. Así también se destacan el Real Jardín Botánico, el fantástico Museo Nacional de Escocia (donde, por cierto se encuentra disecada la famosa primera oveja clonada, Dolly) y que en su azotea regala una vista asombrosa de la ciudad, además de un sinfín de rincones interesantes.

Edimburgo (5)
Al interior del Museo Nacional de Escocia

DSC_0131

Edimburgo (4)

Al día siguiente de nuestra llegada despertamos muy temprano para emprender nuestra visita. El recorrido por Edimburgo tenía un solo objetivo: estar en cada sitio que había servido de inspiración, que fuera de relevancia en la creación y desarrollo de la saga infantil Harry Potter de la escritora Joanne Rowling, o mejor conocida por J.K. Rowling.  Como haría un ferviente fan de la saga, nos servimos del internet para dar con la “Ruta Harry Potter”, punto por punto, religiosamente sosteníamos el teléfono en las manos con google maps como nuestro guía personal. Quizá mucha gente pensaría qué clase de locas hace eso, bueno, estas locas aparentemente y la verdad, lo disfrutamos enormemente.

ivonne_daniela_edimburgo
Foto de terrible calidad. “Nos gusta mucho Harry Potter. Hola.”

Como los estudiantes de Hogwarts, los alumnos de George Heriot’s School están divididos en cuatro casas; probablemente no sean Gryffindor, Slytherin, Hufflepuff o Ravenclaw, pero los chicos de este colegio usan corbatas de color rojo, verde, amarillo y azul, se dice que esta institución sirvió de inspiración a J.K Rowling para crear el Colegio de Magia y Hechicería más famoso del mundo.

DSC_0019

Edimburgo (15).MOV.Imagen fija005
Ravenclaws de la vida real

Quizá una curiosidad que uno se puede encontrar en Edimburgo es a Bobby, la estatua de un perro cuya historia se ha establecido como parte del imaginario de los ciudadanos de la urbe. Presuntamente, Bobby era el perro de John Gray, cuando éste falleció de tuberculosis, la mascota permaneció durante 14 años junto la tumba de su amo en el Cementerio Greyfriars, provocando así el cariño de la gente, hasta que finalmente el perro también murió. La tumba de Bobby  también yace en el Cementerio de Greyfriars a casi 68 metros de la de su amo.

En Greyfriar’s Cementery también se encuentran las lápidas del poeta William McGonagall, quien tiene fama de haber sido uno muy malo… ¿El apellido suena familiar? Bueno, eso es porque la profesora de Transformaciones en Hogwarts, comparte el apellido con ese personaje. En el mismo cementerio están las lápidas de Thomas Riddle y su hijo, Riddle también era el apellido de Tom Marvolo, el archienemigo de Harry Potter que luego sería conocido como Lord Voldemort.

DSC_0165

DSC_0171

DSC_0159
Greyfriars Cementery

Si se va a Edimburgo y si se es Potterhead se tiene que ir obligatoriamente a The Elephant House, sitio donde Rowling solía sentarse frente a una ventana a escribir sobre un huérfano mago, mientras su pequeña hija dormitaba a su lado. La cafetería tiene una vista que da al Castillo de Edimburgo y al Cementerio de Greyfriars, que cuando se mira a través de allí, no cuesta imaginarse como debe lucir Hogwarts a la distancia. El baño del establecimiento se encuentra tapizado de agradecimientos, dibujos y garabatos de los fans de Harry Potter que han visitado el sitio, y es que The Elephant House presume en su cristalería ser “el sitio de nacimiento de Harry Potter”.

DSC_0218

DSC_0214
Dentro del baño de The Elephant House

La autora de Harry Potter pudo haberse inspirado en las coloridas tiendas que se encuentran en la particularmente larga Victoria Street para crear el Callejón Diagón donde magos y brujas pueden abastecerse de artilugios y demás cuestiones fascinantes propias del fabuloso mundo creado por la escritora.

DSC_0255
Victoria Street

DSC_0253

Siguiendo a pie por la ciudad, sobre la Royal Mile e imperceptibles a los ciudadanos de Edimburgo, se encuentran plasmadas las manos de la creadora de Potter y compañía, en un recoveco de las Edinburgh City Chambers.

DSC_0296

En el 2007 y en una habitación del hotel Balmoral, Rowling terminaría de narrar la historia del joven mago que quedo en el recuerdo de cientos de chicos que vivieron sus aventuras a través de las páginas de la saga.

IMG_8293
Hotel Balmoral

Al finalizar nuestro tour personal y habiendo visitado la mayoría de sitios relacionados a las novelas del famoso joven mago, el viento nos despedía de la misma manera inexorable en la que nos acompañó durante todo el recorrido, las luces comenzaron a templar la ciudad, esa misma noche nos dirigimos a la estación de autobuses, donde nos trasladaríamos a la  capital inglesa y en donde nos esperarían más circunstancias que contar.

Edimburgo (2)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s